Factoring vs anticipo de facturas

Índice
Comparte este post en:

Es importante conocer las diferentes opciones de financiación disponibles a las que pueden acceder las pymes.

En este artículo definimos qué es el factoring y el anticipo de facturas, y además te indicaremos las ventajas de usar cada uno de ellos.

¿Qué es el factoring?

El factoring es una herramienta de financiación con la que una pyme vende su factura a un tercero para poder obtener liquidez de forma inmediata tras la venta de la factura.

Las empresas encargadas de ofrecer el servicio de factoring se hacen cargo del pago de la factura menos una comisión, además asumen el riesgo en caso de impago en el caso de factoring sin recurso.

Este mecanismo de financiación vía factoring se diferencia del descuento de facturas, en que, con el descuento, la entidad financiera anticipa el importe de la factura, pero, aquí la empresa será la responsable del riesgo de impago.

Sin embargo, existen diversas razones por los que una empresa puede decidir utilizar el factoring como opción de financiación, como son:

  • La obtención de liquidez inmediata, lo que beneficia a una pyme cuando tiene dificultad financiera o necesita realizar una inversión.
  • Es un mecanismo que se adapta a las necesidades de cada pyme.
  • Las empresas de factoring ofrece un seguro de crédito que te protege contra el impago por insolvencia o liquidación, aunque no cubren los riesgos generales.
  • Se puede combinar con tras modalidad de financiación, como son préstamos bancarios o líneas de crédito.

¿Qué es el anticipo de facturas?

Con el anticipo de facturas se obtiene otra financiación a corto plazo, es decir, vendemos nuestras facturas a una entidad financiera, la cual, nos cobrará unos intereses a cambio de obtener una liquidez inmediata para cubrir nuestras operaciones, sin tener en cuenta su vencimiento.

Por tanto, el anticipo de facturas y el factoring son formas rápidas de obtener crédito y financiación, aunque hay que tener en cuenta que ambas conllevarán el cobro de unos intereses o comisiones.

¿Qué beneficios se obtienen con el Factoring Bancario vs. anticipo de facturas?

Este tipo de financiación nos permite obtener liquidez de forma inmediata, sin estar sujeto a condiciones rígidas e inflexibles, ya que, cada factura que quieras anticipar tiene sus propias condiciones.

En general, en un contrato de factoring con la banca pueden incluirse diversas comisiones de todo tipo, según dicho contrato, además de poder exigir garantías reales o personales, o incluso soportar un porcentaje de dinero adelantado.

Cuando se realiza el anticipo de facturas no se ve reflejado en el balance de la empresa ni en la CIRBE, como si ocurriría en el caso del factoring con recurso en la banca, suponiendo un gran beneficio para la empresa a la hora de valorar sus riesgo o capacidad de pago.

Ambas formas de financiación conllevan intereses o comisiones, aunque en el caso del factoring, ofrece una vinculación entre la empresa, el pagador o la entidad financiera más prolongado en el tiempo, que el anticipo de facturas.

A la hora de solicitar el factoring, hay que proporcionar información sobre la empresa y su situación financiera, para que la empresa realice el análisis del riesgo evaluando la solvencia de sus clientes.

Dependiendo del tipo de financiación, la empresa puede elegir las facturas que se emitirán con factor, aunque si varía la situación de la empresa, habría que renegociar las condiciones del contrato del factoraje.

Recomendaciones para empresas que solicitan el factoring

Principalmente la empresa debe mantenerse dentro de los límites financieros cuando solicite una línea de crédito, en el caso, de ser una empresa de nueva creación, habría que buscar otra opción de financiación para obtener liquidez sin garantías como podría ser un préstamo empresarial.

Además, debes asegurarte que el importe del factoring supere los costes administrativos y que no afecte a la situación financiera de la empresa.

Conclusiones Factoring vs. anticipo de facturas

Tanto el factoring como el anticipo de facturas son buenos recursos de financiación para las pequeñas y medianas empresas, además son instrumentos flexibles que se adaptarán a las necesidades de cada pyme, ofreciendo liquidez inmediata y protegiendo el impago por insolvencia o liquidación.

Si te has decidido por contratar el instrumento de financiación como el factoring, debes tener en cuenta que la plataforma Trinios facilita el cobro inmediato de tus facturas de forma anticipada sin tener que esperar el vencimiento acordado, sin trámites burocráticos y desde la misma plataforma, donde además se te informa del coste real de la operación antes de realizarla, sin tener que hacer frente a las comisiones que la banca tradicional impone y obteniendo la financiación en menos de 4 horas.

Alberto Tendero
Alberto Tendero
Especialista en nuevas tecnologías, herramientas de gestión y plataformas Cloud que aportan valor en el proceso de transformación digital de la pyme.
Compartir en:
Artículos relacionados